Las unidades en DISCOVER se organizan en tres capítulos: desarrollo de la autoestima, información acerca de las drogas, y desarrollo de habilidades para la toma de decisiones, las relaciones interpersonales y el manejo de problemas.

1. La autoestima

La importancia de evaluar y tratar de incrementar la autoestima es una cuestión muy presente entre los educadores. Pero, ¿por qué es tan importante la autoestima?, ¿Cómo se puede beneficiar el grupo, y cada alumno en particular, de los esfuerzos por mejorarla? A continuación se presentan cuatro áreas directamente afectadas por la autoestima que resultan especialmente relevantes:

1.1. Rendimiento académico

Diversas investigaciones señalan que la evaluación de la autoestima predice mejor el rendimiento académico que las pruebas de evaluación por sí mismas. Una alta autoestima es un elemento integrante del rendimiento académico; una baja autoestima va unida a un bajo rendimiento.
 
1.2. Comportamiento y emociones

Psicólogos y pedagogos están de acuerdo en que una baja autoestima es la raíz de muchos problemas emocionales y de comportamiento que son comunes entre los jóvenes, como embarazos no deseados en adolescentes, trastornos de la alimentación, depresión, abuso de drogas, conductas violentas, ansiedad..., por nombrar sólo algunos de ellos. Actualmente la mayoría de profesionales de la educación y del comportamiento orientan sus estrategias de ayuda a los jóvenes en la superación de estos problemas fortaleciendo su autoestima.
 
1.3. Liderazgo

Sin duda alguna, una alta autoestima es una cualidad necesaria para un liderazgo efectivo y positivo. Los educadores que tenemos como meta la formación de los líderes del mañana, hemos de ocuparnos, entre otras cuestiones, de fortalecer la autoestima de nuestro alumnado.
 
1.4. Respuesta a los conflictos

Un aspecto importante de las relaciones, el cómo abordar y solucionar los conflictos, mantiene una directa relación con el grado de autoestima. Para afrontar y resolver los conflictos de manera positiva, especialmente los conflictos en la interacción con los compañeros o iguales, es preciso creer en uno mismos y valorar las decisiones propias.

2. Información sobre drogas

Todas las estrategias de éxito para la prevención del uso de drogas tienen como base común la información sobre las mismas. De hecho, las investigaciones actuales sobre la prevención del abuso de este tipo de sustancias han determinado que el conocimiento de las drogas y sus efectos nocivos es la piedra angular de todas las estrategias de prevención. El propósito básico del Programa DISCOVER, a este respecto, es informar a los adolescentes sobre los efectos y consecuencias del consumo de drogas. Una buena información es crucial durante la Educación Secundaria Obligatoria, la Formación Técnico Profesional y el Bachillerato, ya que las investigaciones han demostrado que el mayor aumento del consumo y de la experimentación con las drogas ocurre durante esta etapa del desarrollo de la adolescencia. Para ser efectiva, esta información sobre las drogas y el alcohol, debe reunir los tres criterios siguientes:

La información se debe presentar de forma apropiada, en un formato acorde a la fase evolutiva del niño y del joven.
La información debe centrarse, fundamentalmente, en las drogas con las que nuestros niños y jóvenes van a encontrarse, y por lo tanto decidir acerca de su consumo.
Debe de ser una información desprejuiciada, ajustada a la realidad, objetiva, puesto que las estrategias alarmistas y las exageraciones producen frecuentemente incredulidad y resultan, por lo tanto, contraproducentes.

3. Habilidades para la Vida

Niños y jóvenes pueden poseer información adecuada, mantener actitudes favorables hacia la salud y percibirse a sí mismos en situaciones de riesgo, pero no tomar decisiones saludables respecto al uso de drogas. Ello puede ser debido a que poseen habilidades pobres para la comunicación, las relaciones y la toma de decisiones. La investigación de los últimos años sobre factores de riesgo relacionados con el abuso de drogas y sobre la eficacia de las intervenciones preventivas apoya los enfoques que inciden en la adquisición de estas habilidades.

Por ello, DISCOVER, Aprendiendo a Vivir, se centra en el desarrollo de habilidades de comunicación, de relaciones sociales y de toma de decisiones. En este sentido, incluye unidades didácticas, adaptadas a cada nivel, sobre cómo manejar los errores, cómo pedir ayuda, cómo manejar una situación de drogodependencia en el seno familiar, cómo aliviar la tensión, cómo usar la imaginación en beneficio propio, cómo decir las cosas, expresar la propias o defender los derechos individuales, cómo tomar decisiones adecuadas, etc.